5219-D-2020 LEY PARA LA SEGUNDA BANDERA PARA BUQUES

Hoy, a falta de una flota propia, Argentina paga entre 5 y 6 mil millones de dólares al año para transportar su carga al mundo. La actividad comercial naviera en Argentina es prácticamente nula, a pesar de contar con un extenso litoral marítimo y uno de los sistemas fluviales más importantes del mundo. Los barcos que navegan aguas argentinas lo hacen bajo banderas extranjeras. 

Nuestro proyecto busca implementar una segunda bandera con los beneficios tributarios de Tierra del Fuego para lograr una revolución de la logística comercial a nivel nacional, logrando generar ingresos para el país y, fundamentalmente, creando nuevos puestos de trabajo.